TRANSVERSALIDAD DE LA EDUCACIÒN AMBIENTAL


MATERIAL DE APOYO PARA LOS DOCENTES


TRANSVERSALIDAD DE LA EDUCACIÒN AMBIENTAL

 

 ECOLOGÍA, AMBIENTE Y ENFOQUE DE SISTEMAS PARA ESTUDIAR EL AMBIENTE

 

            La Ecología, junto a la botánica, la zoología, la astronomía y otras ciencias similares, conforma el grupo de las denominadas Ciencias Naturales. Su objeto central de estudio son las relaciones en general, entre un organismo viviente (protista, planta o animal, incluidos los seres humanos) con el medio, natural o entorno en el cual vive y desarrolla su actividad. Trata de explicar los diferentes mecanismos de adaptación morfológica, fisiológica y etológica del organismo objeto de estudio, a las condiciones y posibilidades de supervivencia que le ofrece su entorno o medio.

 

            El ecosistema a su vez se puede definir como "unidad estructural de organización y funcionamiento de la vida". Consiste en la comunidad biótica (vegetales, animales - incluidos los seres humanos - y protistas) que habita una determinada área geográfica y todas las condiciones abióticas (suelo, clima, humedad, temperatura, etc.) que la caracterizan. El ecosistema es el nivel más alto de integración de la biosfera.

 

            La biosfera (o biósfera) por su parte, es una de las cuatro envolturas que, entrelazadas, componen el Planeta Tierra e incluye todas las formas de vida que se encuentran en él. Las otras envolturas son la litosfera, la hidrosfera y la atmósfera y se refieren a la parte sólida, líquida y gaseosa, respectivamente.

 

            El ambiente como concepto ha evolucionado y continúa en proceso de construcción, tanto desde el punto de vista de su comprensión como de su contenido. La expresión "medio ambiente", hoy tan generalizada, resulta redundante, pues ambos términos, con ligeros matices diferenciales, medio y ambiente, son sinónimos y así se emplean a menudo en el discurso, tanto científico como cotidiano.

 

            El término ambiente es, frecuentemente, utilizado con dos connotaciones muy diferentes: una estática y limitante, que se refiere "al entorno", material, tangible, mesurable y que en ocasiones resulta excluyente con respecto al individuo humano; y otra, dinámica, más amplia y comprensiva, evidenciable solamente por sus manifestaciones y efectos sobre la calidad de la vida, que involucra al ser humano y lo hace parte indisoluble en las interacciones sociedad-naturaleza. A menudo se presentan confusiones terminológicas con la expresión ambiente, que es necesario aclarar. Una de ellas es, por ejemplo, la de equiparar «ambiente» con «ecología».

 

            La ecología, es una ciencia (o si se prefiere, una disciplina científica) que cuenta con sus propias reglas, contenido conceptual, objeto específico de estudio e instrumentos de trabajo, al igual que las demás ciencias, como la física, la matemática, la geología, o las ciencias sociales.

 

            El ambiente no es una disciplina científica, sino un objeto de estudio, a cuyo conocimiento han contribuido y siguen contribuyendo, en mayor o menor grado, las diferentes disciplinas del saber humano, entre ellas la ecología.

 

 

 

 

 

CONCEPCIÓN SISTÉMICA DEL AMBIENTE

 

            Sistema es cualquier conjunto de elementos interactuantes, que al influirse mutuamente producen elementos cualitativamente nuevos que no estaban presentes antes de que se realizara la interacción. Por estas características, el enfoque de trabajo sistémico es aquél que pone en primer término el estudio de las interacciones, antes que el análisis de los elementos constitutivos del sistema. Para el análisis de la Naturaleza, de las interacciones entre la sociedad y los elementos naturales, es fundamental realizar un abordaje sistémico que permita ahondar en el conocimiento de las interrelaciones y que apoye las posibilidades de comprensión de los procesos dinámicos resultantes.

 

            Una posible definición sistémica de ambiente es, entonces, la siguiente: El ambiente es un conjunto dinámico de relaciones entre elementos sociales y naturales, que interactúan de manera permanente y producen cambios en las condiciones previas existentes en un lugar y en un momento determinados. Las interacciones entre los seres humanos y la naturaleza dan lugar a ciertos hechos ambientales, que pueden ser positivos o negativos (constituirse en problemas ambientales) en función de los resultados y de los procesos en curso.

 

            Esta concepción del ambiente asume, por un lado, la característica dinámica de las interrelaciones entre elementos naturales y elementos sociales y; por otro, desde un punto de vista holístico e integrador, que el ser humano y sus diferentes niveles de organización social, con sus necesidades y potencialidades creativas (y destructivas), es parte indisoluble de esa red de interacciones, en cuanto ser biológico y en tanto ente social y creador de cultura. Igualmente, se establecen distinciones de tiempo y lugar, las cuales apoyan la comprensión temporal y espacial del ambiente y sus modificaciones.

 

            Por lo tanto, en una situación ambiental cualquiera, considerada como un sistema, puede identificarse la presencia de tres elementos principales, cada uno de los cuales es, en sí mismo, un sistema de interacciones muy complejo, pero con una dinámica resultante del mutuo impacto entre los elementos constitutivos del sistema. Esos elementos son:

 

þ     Un conjunto de seres naturales, constituido por todas las formas de organismos vivientes, la flora y la fauna, incluida la especie humana, y las diferentes formas de manifestación de la materia no viviente, como el aire, el agua, el suelo, las rocas, los minerales, la energía, el clima, etc.

 

þ     Un conjunto de fenómenos sociales, producto de la actividad humana, como son todas las  expresiones culturales (tales como las ciencias naturales o sociales, la arquitectura, las artes, las tradiciones y saberes, etc.), de los diferentes grupos humanos que pueblan la Tierra.

 

þ     Una población humana, o conjunto de personas, hombres y mujeres, de varios rangos de edad, diversos orígenes étnicos y condiciones socio-económicas, que comparten determinados rasgos culturales y una organización social, tienen costumbres e intereses específicos, presentan una variada gama de necesidades por satisfacer, y habitan un determinado espacio territorial en un momento dado.

 

            Es importante recordar aquí que la especie humana es, a la vez, componente natural, puesto que está formada por seres biológicos, de existencia finita, sujetos a las leyes naturales; y es social, en tanto es creadora de cultura en su más amplia acepción. Por esta razón, el ser humano no puede sustraerse al concepto holístico y dinámico de ambiente y, en consecuencia, es parte consustancial de él.

 

CONSERVACIÓN Y BIODIVERSIDAD

 

            La conservación, en su acepción contemporánea, es la administración del uso humano de la biosfera, de manera que se produzca el mayor y sostenido beneficio para las generaciones actuales, pero que mantenga su potencialidad para satisfacer las necesidades y aspiraciones de las generaciones futuras. En consecuencia, se considera que la conservación es positiva y comprende el uso sostenible, la preservación, el mantenimiento, la restauración y el mejoramiento del entorno natural.

 

            La biodiversidad, o diversidad biológica, por su parte, es definida en el Convenio de Diversidad Biológica, como la variabilidad de los organismos vivos de cualquier fuente, incluidos entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otros sistemas acuáticos, y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, la diversidad entre las especies y la diversidad de los ecosistemas. De allí surge el concepto de megadiversidad, con el cual se califica a aquellos países en cuyos territorios se encuentra más del 70% de la biodiversidad global, incluyendo vida terrestre, marina y de aguas dulces.

 

            La diversidad genética se refiere a la variación de genes y genotipos entre las especies y dentro de ellas. Se considera que es la suma de la información genética que contienen los genes de las plantas, los animales y los microorganismos que habitan la Tierra. La diversidad dentro de una especie permite que ésta pueda adaptarse a los cambios ambientales, del clima, de los métodos agrícolas que son empleados, o ante las plagas y enfermedades que pueden afectarla.

 

            La diversidad de las especies se refiere a la variedad de especies (o conjunto de individuos con características básicas semejantes y que pueden reproducirse entre ellos), que se encuentran dentro de una misma región. La diversidad de ecosistemas incluye las comunidades interdependientes de especies y su entorno físico. No existen definiciones precisas sobre los límites que puede tener un ecosistema o un hábitat, se consideran por ejemplo sistemas naturales grandes como los manglares, los humedales o los bosques tropicales, y también se incluyen los ecosistemas agrícolas que tienen conjuntos de plantas y animales que les son propios, aún dependiendo de la actividad humana.

 

            En el reporte “Nuestro Futuro Común” elaborado en 1987 por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo, se plantea que “La pérdida de biodiversidad no solo significa la pérdida de información genética, de especies y ecosistemas, sino también desgarra la propia estructura de la diversidad cultural humana que ha co-evolucionado con ella y depende de su existencia. En la medida en que las comunidades, las lenguas y prácticas de las poblaciones indígenas y locales desaparecen se pierde también por siempre un vasto bagaje de conocimientos acumulados, en algunos casos, durante miles de años”.

 

            El concepto de diversidad cultural se está considerando hoy como un componente integral de la biodiversidad. Los nexos entre la diversidad de las culturas y la diversidad biológica se remontan a los orígenes de la especie humana, y continúan a lo largo de la historia en un proceso permanente en el cual se vienen desarrollando conocimientos, tecnologías, ceremonias y prácticas, vinculados todos a las variadas formas de relación de los seres humanos con la naturaleza, y a sus expresiones espirituales, productivas, de sobrevivencia y comunicación.

 

            La dinámica del ambiente responde al saber sobre el ambiente; aquí se pretende que el educando comprenda que el entorno es el resultado de la interacción, tanto de fenómenos naturales como de las acciones humanas, y que para estudiarlo se requiere conocer los aspectos fisiconaturales y los factores sociales. Esta dimensión ofrece la oportunidad al docente de discutir problemas que han llegado a situaciones críticas y conocer sus causas, consecuencias e interrelaciones. Algunos de estos problemas son: población, salud, paz, derechos humanos, democracia, hambre, degradación de la fauna y la flora, agua y aire, así como la reflexión y uso de la historia indígena y de las culturas locales, para entender el ambiente social y natural. Todo esto debe ser abordado desde una perspectiva holística y crítica.

 

            El progresivo deterioro de la capa de ozono, el aumento de la temperatura global, con consecuencias devastadoras, como sequías prolongadas, deslaves y desastres ocasionados por fenómenos naturales, la contaminación extendida del agua, el aire y el suelo, afectan cada vez más y alertan a los seres humanos sobre posibles condiciones de inhabitabilidad del planeta Tierra o de la no supervivencia de innumerables especies existentes, entre ellas, nosotros, los Seres Humanos.

 

            La gravedad de la situación nos obliga a elaborar estrategias a través de la Educación y la Gestión  Ambiental, El Conservacionismo y La Ecología, en pro del saneamiento de los ambientes en peligro y de la conservación de aquellos que aún se mantienen dentro de la clasificación de saludables. De igual manera nos obliga a minimizar nuestro Impacto Ambiental y Huella Ecológica. Nos obliga a cambiar responsablemente nuestros hábitos de Vida. Igualmente a construir Valores Ambientales tendientes a consolidar una conciencia de ética y estética ambientalista y ecológica, que responda a La Vida y al Ser. En procura de la Evolución hacia la Supervivencia.

 

            El problema ambiental desafía a la sociedad en su conjunto y son los múltiples saberes del ser humano los que ayudarán a entenderlo y solucionarlo. Por ello, la Educación Ambiental como tema transversal nos permite tratar el tema ambiental como núcleo de nuestro proyecto educativo ya que éste no está ligado sólo a un área del conocimiento y, por otro lado, supone desarrollar en los alumnos y alumnas un comportamiento ético que propicie relaciones adecuadas con el entorno donde viven y con todos los elementos que lo componen.

 

            El tema ético es fundamental y debe estar presente en todos los componentes de un proyecto educativo institucional. La toma de decisiones y acciones voluntarias de los alumnos y las alumnas sobre su entorno dependerán de los valores que orienten su comportamiento. De ahí la importancia que todo centro educativo considere la Educación Ambiental como parte fundamental de su proyecto y un tema transversal que impregne todo el currículo y nuestra labor diaria.

 

            El eje transversal ambiente contribuye con la formación de esta conciencia ética y estética ambientalista y ecológica, para interactuar con las distintas formas de vida con las cuales comparte su espacio y respetar sus ciclos de vida. Por ello, la dimensión valores ambientales, de carácter individual y colectivo, tiene como propósito formar ciudadanos con conciencia local y planetaria.

 

            La formación axiológica debe tener como base el pensamiento ético y crítico ambientalista y ecológico, el cual se desarrolla mediante la valoración, la cual abarca procesos de descubrimiento y adopción de valores ambientales de manera consciente e intencional a fin de lograr una mejor Calidad de Vida que involucra lo ambiental. Una formación ambientalista lleva a proponer nuevas interrogantes que van desde la concepción del ambiente hasta la manera de situarse en él y convivir con él.

 

            La Educación Ambiental es un proceso integrador de diversas  disciplinas de dimensión  curricular que generan conocimientos ecológicos teóricos y prácticos, generadores de comportamientos y  actitudes tendientes a mejorar las condiciones de vida, la valoración y conservación del ambiente. Debe contribuir para la conformación de una sociedad que se preocupe por los problemas de salud pública y desarrolle una conciencia global del planeta. Educar ambientalmente para la comprensión estructural del ambiente en toda su globalidad y complejidad.

 

            La Conservación de la biodiversidad debe contribuir a la Gestión Ambiental, realizada por los seres humanos a fin de proteger, estudiar, recuperar y utilizar la diversidad biológica y cultural presente en las áreas del planeta con afectaciones producto de la Acción Antrópica.  

 

            La Gestión Ambiental es un proceso continuo y dinámico cuyo objeto es la implementación de las políticas ambientales. Por ello, implica un proceso continuo de análisis, toma de decisiones, organización y control de actividades de desarrollo así como la evaluación de los resultados para mejorar la formulación de políticas y su implementación a futuro.

 

            Debemos entender que la problemática ambiental es multicausal, estructural, abarca todos los ámbitos de la Diversidad Humana y hace la Vida  insostenible. Abarca a totalidad de las  sociedades humanas existentes, por ser ellas con sus prácticas sociales, económicas y culturales quienes dinamizan el ambiente y sus condiciones. 

 

PROCESO HISTÓRICO DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            Desde 1972, año de la suscripción de la Declaración sobre el Medio Humano, en la reunión de Estocolmo, se han tenido expresiones concretas y compromisos relativos al desarrollo sostenible en el mundo, aunque es anterior a esta fecha la preocupación por el manejo insostenible de nuestro Planeta. Pero esta declaración con sus posteriores repercusiones, es la que marcó un hito fundamental en el avance hacia la comprensión de la urgente necesidad de un cambio en los procesos de desarrollo.

 

            En la citada Declaración se afirmaba que "el hombre tiene el derecho fundamental a la libertad, la igualdad y al disfrute de condiciones de vida adecuadas, en un medio de calidad tal que se le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligación de proteger el medio para las generaciones presentes y futuras"

 

            La inserción del ambiente como parte de las políticas educativas, ha avanzado bastante en los últimos años, aunque no lo suficiente. Muestra de estos avances lo constituye la directriz emanada de organismos como la UNESCO , el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), así como otros nacionales e internacionales,  para la inclusión del ambiente como eje transversal en los sistemas educativos. En Venezuela esta propuesta ha sido incluida en el diseño curricular vigente en la educación en todas sus modalidades. Sin embargo, esta obligatoriedad no se asume desde todo ámbito educativo, por diversas causas. Prueba de esto es la actitud del ciudadano común frente a su ambiente. Existe poca vinculación entre las instituciones y comunidades  educativas. No se participa mancomunadamente y con visión integradora en la resolución de los problemas ambientales comunitarios.

 

MARCO LEGAL DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

Dicha propuesta adoptada y fundamentada legalmente  en la Constitución Bolivariana de Venezuela en los siguientes artículos, entre otros:

 

            Artículo 127. Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Todos tienen derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, genética, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia. Es un deber fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley.

 

            Artículo 128. El Estado desarrollará una política de ordenación del territorio atendiendo las realidades ecológicas, geográficas, poblacionales, sociales, culturales, económicas, políticas, de acuerdo a las premisas del desarrollo sustentable, que incluya la información, consulta y participación ciudadana. Una ley orgánica desarrollará los principios y criterios para este ordenamiento.

 

            Artículo 107. La educación ambiental es obligatoria en los niveles y modalidades del sistema educativo, así como también en la educación ciudadana no formal. Es de obligatorio cumplimiento en las instituciones públicas y privadas, hasta el ciclo diversificado, la enseñanza de la lengua castellana, la historia y la geografía de Venezuela, así como los principios del ideario bolivariano.

 

            Artículo 15. El Estado venezolano tiene la responsabilidad de establecer una política integral en los espacios fronterizos terrestres, insulares y marítimos, preservando la integridad territorial, soberanía, seguridad, defensa, identidad nacional, diversidad y ambiente; promoviendo el desarrollo cultural, económico, social y la integración. Atendiendo la naturaleza propia de cada región fronteriza a través de asignaciones económicas especiales, una Ley Orgánica de Fronteras determinará las obligaciones y objetivos de esta responsabilidad.

 

            En torno a la Educación Ambiental se vienen generando interesantes aportes, con afirmaciones como las siguientes:

 

            "La Educación Ambiental debería fomentar el establecimiento de un sistema de valores que esté en armonía con el medio cultural tradicional... Tanto las agresiones como los conflictos y las guerras, producen efectos desastrosos sobre el hombre y el ambiente. Por ello, la educación debe promover la paz y la justicia entre las Naciones" (Brazzaville, 1976). “La Educación Ambiental debe apuntar a reforzar el sentido axiológico, contribuir al bienestar colectivo, preocuparse por la supervivencia de la humanidad" (Helsinki, 1977). Esta visión global, relacionada con los valores, con la paz y la justicia, con el bienestar colectivo, abrió una dimensión conceptual fortalecida luego en la Reunión de Tbilisi, en cuya Declaración final se subraya:

 

            "La Educación Ambiental es en realidad la educación tal cual debe entenderse y practicarse en nuestro tiempo. La Educación Ambiental además de orientarse hacia la comunidad, debe  interesar al individuo en un proceso activo que tienda a resolver los problemas que surjan en el contexto de realidades específicas, fomentando la iniciativa, la responsabilidad y el sentido prospectivo de un mañana mejor" (Tbilisi, 1977).

 

             La Educación Ambiental es una corriente internacional de pensamiento y acción. Su meta es procurar cambios individuales y colectivos desde todos los ámbitos sociales, que resulten  en la mejora de la calidad de Vida Natural y Social y genere un Desarrollo Biosustentable.

 

LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            "La Educación Ambiental es un proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente, en la resolución de los problemas ambientales presentes y futuros". (Congreso Internacional de Educación y Formación sobre Medio Ambiente. Moscú, 1987)

 

            El reto de la Educación Ambiental es, por tanto, promover una nueva relación de la sociedad humana con su entorno, a fin de procurar a las generaciones actuales y futuras un desarrollo personal y colectivo más justo, equitativo y sostenible, que pueda garantizar la conservación del soporte físico y biológico sobre el que se sustenta.

 

            La educación no puede ser desligada del ambiente en que se produce. El aprendizaje es un proceso de construcción del conocimiento que tiene lugar en relación con el medio social y natural. Además, se desarrolla en doble sentido, es decir, cada persona aprende y enseña a la vez; dura toda la vida; y tiene lugar en diferentes contextos: hogar, escuela, ocio, trabajo y comunidad. Estas características apuntan un hecho relevante: el propio medio es educativo -o todo lo contrario- en sí mismo, lo cual subraya la necesidad de coherencia entre los mensajes educativos explícitos y los mensajes implícitos de la realidad. Con todo lo dicho, es evidente que, por educación, entendemos no sólo la educación formal, sino también la educación no formal y la informal.

 

            Es evidente que “La Educación Ambiental no puede ser un curso aislado en los currículos de los diferentes niveles de la educación, sino un proceso sistémico y organizado que involucre todas las disciplinas y saberes existentes”(Tobasutra y Sepulveda, 1997, p 30). Por lo tanto se planteo la siguiente interrogante: ¿Imparten los docentes a través de la transversalidad curricular la enseñanza de la educación ambiental?

 

            La Educación y la Gestión Ambiental plantean como una actividad conjunta, integral y sistémica, dos directivas centrales: el análisis, conocimiento y comprensión de las interacciones y la acción social participativa hacia el mejoramiento ambiental.

 

            El proceso educativo ambiental busca incrementar los conocimientos de la población objetivo, para que se  comprendan las interacciones fundamentales entre seres humanos y naturaleza, así como  actuar consecuentemente a los principios naturales, mediante el desarrollo y aplicación de una gestión responsable del ambiente, todo ello con un fin concreto: Evolución hacia la Supervivencia Biosustentable. La Educación Ambiental se ha dividido tradicionalmente en Educación Ambiental formal, Educación Ambiental no formal y Educación Ambiental informal.

 

            La Educación Ambiental formal es aquella que se realiza en el marco de procesos formales educativos, es decir, aquellos que conducen a certificaciones o grados, desde el preescolar, pasando por la primaria y secundaria, hasta la educación universitaria y de postgrado. Las formas de expresión de esta educación van desde la incorporación de la dimensión ambiental de manera transversal en el currículo, hasta la inserción de nuevas asignaturas relacionadas, o el establecimiento de proyectos educativos escolares.

 

            La Educación Ambiental no formal es la que se dirige a todos los sectores de la comunidad, a fin de proporcionar mayores conocimientos y comprensión sobre las realidades ambientales globales y locales, de modo que se logre promover procesos de mejoramiento que incorporen a los diversos grupos de la sociedad, hombres y mujeres, grupos étnicos, comunidades organizadas, sectores productivos, funcionarios de gobierno, etc. Se expresa generalmente en la realización de talleres, seminarios, cursos y otras actividades formativas, insertas en programas de desarrollo social comunitario, o en planes educativos de organismos públicos o privados, a nivel nacional, regional o local.

 

            La Educación Ambiental informal es la que se orienta de manera amplia y abierta a la comunidad, al público en general, proponiendo pautas de comportamiento individual y colectivo sobre las alternativas para una gestión ambiental apropiada, o planteando opiniones críticas sobre la situación ambiental existente, a través de diversos medios y mecanismos de comunicación. Un ejemplo de ello son los programas radiales o televisivos, las campañas educativas, los artículos o separatas de prensa escrita, el empleo de hojas volantes, la presentación de obras teatrales, el montaje de espectáculos musicales, etc.

 

OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            La Carta de Belgrado sobre Educación Ambiental, producida y adoptada al término de la Conferencia de Belgrado, convocada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en octubre de 1975, incluye los siguientes objetivos de la Educación Ambiental:

 

  1. Formar y despertar conciencia ambiental.
  2. Generar conocimientos en las personas y grupos sociales para ganar una comprensión básica del ambiente en su totalidad
  3. Desarrollar actitudes en las personas y grupos sociales, basadas en la adquisición de valores sociales y del interés por el ambiente.
  4. Descubrir y cultivar las aptitudes de las personas para resolver problemas ambientales, por sí mismas y/o actuando colectivamente.
  5. Estimular la participación, ayudando a las personas y a los grupos sociales, a profundizar su sentido de responsabilidad y a expresarlo actuando decididamente.
  6. Desarrollar la capacidad de evaluación en las personas y grupos sociales, para evaluar las medidas y los programas de Educación Ambiental.

 

            Esta declaración de objetivos, pese a que en su momento fue un paso importante en el proceso de organizar sistematizar y dar una orientación al trabajo ambiental desde la óptica educativa, debe ser enriquecida y actualizada, incorporando, entre otros elementos una concepción holística e integradora del ambiente, así como la previsión futurista de sostenibilidad del desarrollo y su impacto en la calidad de vida de la gente. Tomando como base conceptual la definición de Educación Ambiental, se podría adicionar, entre otros, los siguientes objetivos:

 

  1. Capacitar a la población, individual y colectivamente, para asumir de manera participativa la gestión ambiental del espacio geográfico que ocupa.
  2. Contribuir a la construcción de una visión integral y holística del ambiente, aportando instrumentos intelectuales y medios que permitan acceder y construir saberes ambientales.
  3. Promover y estimular acciones orientadas a alcanzar niveles sostenibles de desarrollo a escala humana, proporcionando bases conceptuales e instrumentales para mejorar y mantener óptimas condiciones de calidad de vida para todos.

 

            La Educación Ambiental actual se concibe en estrecha relación con la concepción dinámica de ambiente, y tiene nexos más fuertes con la gestión ambiental que con la simple descripción de los problemas ambientales. Este hecho marca una de sus características centrales: el nexo con el desarrollo sostenible y con la participación.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            Sobre esta premisa, las características de la Educación Ambiental, que fueron propuestas en la Conferencia Intergubernamental sobre Educación Ambiental celebrada en Tbilisi, Georgia, en 1977 y ratificadas a lo largo del tiempo, se pueden presentar de manera general de la siguiente manera:

 

  1. Globalidad e integralidad. Es decir, se considera el ambiente en su totalidad con un enfoque holístico e integrador, examinando los aspectos naturales y los aspectos sociales, en interacción.
  2. Continuidad y permanencia. Debe constituirse en un proceso ininterrumpido que se produce y acompaña al ser humano y a los grupos sociales, en todas las etapas de la vida.
  3. Interdisciplinaridad y transdisciplinaridad. Su campo conceptual y de acción abarca y trasciende los límites artificiales de las diferentes disciplinas del saber humano.
  4. Cubrimiento espacial. Su influencia abarca los niveles local, regional, nacional e internacional: debe situarse tanto en situaciones específicas como en sus contextos próximos y lejanos.
  5. Temporalidad y sostenibilidad. Modela la gestión de la situación actual y la visión del futuro; esto es, se concentra en las situaciones ambientales de hoy y en las que pueden presentarse, dentro de una perspectiva histórica, hacia la construcción de futuros alternativos deseables y posibles para la vida en todas sus formas de manifestación.
  6. Participación y compromiso. Compromete y estimula la participación, desde sectores diferentes de la población, en el logro de una gestión ambiental racional, a través de la cooperación local, regional, nacional e internacional.
  7. Fundamento para el desarrollo. En este sentido, utiliza métodos diversos para facilitar el conocimiento y la comprensión de las situaciones ambientales, profundizando en aquellos métodos que hagan viables los procesos participativos; influye y orienta los planes de desarrollo, las estrategias y los métodos de acción para lograr el desarrollo sostenible a escala humana.
  8. Vinculación con la realidad. Su acción se dirige a lograr una vinculación estrecha y activa con la realidad local, nacional, regional y global.
  9. Universalidad. Por su concepción y orientación, se dirige a todos los sectores de la población, a todos los grupos de edad, étnicos y de género, y a todos los niveles educativos y sociales para involucrarlos activamente, hacia una gestión ambiental participativa.

 

            La Educación Ambiental debe estimular al Ser Humano a aprender del mundo y no sobre el mundo, aprender cómo funciona, cómo son sus relaciones. Debe funcionar como puente entre las diferentes actividades humanas y los programas de conservación de la biodiversidad de tal manera de orientarlas en función de la sostenibilidad ambiental, la salud y la armonía. Es decir, incorporarse consciente y activamente en el proceso, para conocer la dinámica de la naturaleza y de la sociedad, a fin de saber actuar de manera acorde con sus necesidades, y no simplemente memorizar información sobre aspectos puntuales del ambiente.

 

            En la Educación Ambiental se requiere combinar aspectos retrospectivos y prospectivos, de la historia personal y colectiva, en las relaciones sociedad-naturaleza, construyendo y analizando los contextos. Retrospectivos en el sentido de recordar, de reconstruir el pasado: cómo se actuó entonces y que procesos o fenómenos positivos o negativos ocurrieron; cuáles fueron los resultados; qué marchó bien, o qué acciones no fueron exitosas. Prospectivos, en el sentido de orientarse a la construcción del futuro, de la visión deseable que esperamos alcanzar.

 

EL AMBIENTE COMO EJE TRANSVERSAL DE LA EDUCACIÓN

 

Para realizar este enfoque de trabajo, es necesario considerar varios elementos:

 

Ä         La comprensión integral y dinámica del ambiente.

Ä         El empleo de procedimientos para conocer y comprender las situaciones ambientales.

Ä         Uso de metodologías de participación.

 

PROCEDIMIENTOS PARA ACTUAR EN EL AMBIENTE: CONOCERLO Y DEFENDERLO

 

La Educación Ambiental supone entonces, para los alumnos de cualquier edad, establecer  una estrecha relación entre estos cuatro aspectos:

 

þ     La sensibilización hacia el entorno.

þ     La adquisición de conocimientos sobre el entorno.

þ     La aptitud para resolver problemas e interrogantes que plantea el entorno.

þ     El acercamiento a los valores presentes en la opción ambiental.

þ     Trabajo interdisciplinario para conocer y comprender.

þ      Búsqueda de información.

þ      Procesamiento de la información y comunicación.

þ      Previsión de acciones que degradan o deterioran el ambiente.

þ      Participación para solucionar problemas ambientales.

þ     Técnicas de resolución de problemas ambientales

þ      Valoración de la biosfera: aspectos éticos y culturales

þ      Actuación ambiental en la vida cotidiana

 

COMPRENSION DE LA DINÁMICA DEL AMBIENTE

 

  • Visión sistémica de la interacción sociedad-naturaleza.
  • Cambios ambientales en el tiempo y en el espacio
  • Ser humano: modifica las condiciones ambientales
  • Complejidad de las situaciones ambientales
  • Flujos de energía

 

COMO INCORPORAR LA TEMÁTICA AMBIENTAL

 

Entre los diversos métodos que pueden emplearse para incorporar la temática ambiental en los  procesos educativos, destacan dos de ellos: el de inserción o infusión, y el método de aplicación.

 

Método de infusión o inserción: Al desarrollar el contenido de un área determinada, se  resenta un nuevo enfoque del tema para apreciar aspectos nuevos, interdisciplinarios, que enfaticen en las relaciones sociedad-naturaleza.

 

Método de aplicación o de enseñanza aplicada: Se busca analizar un problema, sus causas y  consecuencias, y buscar soluciones a partir de situaciones reales o hechos ocurridos. Tiene enfoque interdisciplinario y propone realizar trabajo planificado y en equipo.

 

EL ROL DEL DOCENTE

 

            En la Educación Ambiental como metodología renovada, lo que cambia es el rol del docente.

No es que se prescinda de él: Es que asume tareas diferentes. Cuando la Educación Ambiental conlleva a  tomar contacto con la realidad, cuando es necesario operar sobre ella para conocerla, el docente se convierte en el orientador de la tarea.

 

            Asume el rango original de "pedagogo", término que, según sus raíces griegas, significa "el que conduce a los niños", el que los orienta en su trabajo. El les propone un problema, los orienta y los interroga para guiar su observación, incluso para que discutan sus resultados parciales. Diseña las actividades de aprendizaje ambientalista, orienta su desarrollo y dirige finalmente la sistematización de los resultados.

 

            Como educadores, frecuentemente nos debemos enfrentar con preguntas tales como: “¿y tú qué haces por el ambiente?, ¿estás simplemente sermoneando a otros, o estás cambiando tus propias prácticas?”

 

            Para construir la Educación Ambiental se  cuenta con muchas herramientas de trabajo. Herramientas del agro, sistemas audiovisuales, computadora, radio, tv, cartulinas, rotuladores, libros, internet, juegos, periódicos, la televisión, el cine, los museos, los ríos, los pájaros, los escarabajos, la gente. Todos ellos son, sin duda, recursos muy útiles para la Educación Ambiental.

 

FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN AMBIENTAL

 

            El aprendizaje ambiental debe fomentar el pensamiento y análisis crítico, la observación y experimentación, la investigación, el debate y la participación democrática. La capacitación ambiental debe entenderse como un proceso de formación continua,  adaptable a la situación socioambiental presente y futura, que presenta distintos grados de complejidad.

 

LOS RECURSOS EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

Es importante que al definir los recursos con que cuentas tengas presente aquellos que te serán útiles para cada unidad o proyecto. Eso requiere considerar que:

 

Ä    Tengan relación con los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales  planteados en tu programación, en los cuales debe estar integrado el tema de educación ambiental.

Ä    Respondan a las características de los alumnos y alumnas e intereses de aprendizaje sobre la problemática ambiental.

Ä    Sean de fácil acceso y no requieran mayor inversión, tomando los elementos ambientales con los que contamos en nuestro entorno.

Ä    Reflejen coherencia con una visión ambientalista, lo cual implica analizar y evaluar el impacto ambiental que producen.

Ä    Sean diversos y permitan estimular los distintos estilos de aprendizaje.

Ä    Se evite el abuso de la tecnología.

Ä    El aula, la escuela y la comunidad se convierten en recursos didácticos privilegiados para ejercitar comportamientos de educación ambiental.

Ä    La realidad es una oportunidad para aprender significativamente.

Ä    El ser humano es el más importante de todos los recursos porque sus acciones coherentes y  comprometidas nos servirán de soporte para el cambio ambiental que queremos construir.

 

TRABAJO CON EQUIPAMIENTOS PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

Se consideran equipamientos para la educación ambiental los conjuntos de recursos organizados, de carácter físico, conceptual o metodológico que apoyan los procesos formativos ambientales, tales como:

 

þ     Espacios físicos: Aulas, talleres, laboratorios, museos, centros para realizar actividades pedagógicas

þ     Escenarios pedagógicos organizados: Itinerarios, paisajes, espacios locales, y otros.

þ     Proyectos pedagógicos: Realización de proyectos a partir de marcos teóricos, principios pedagógicos, con definición de objetivos y estrategias, métodos y técnicas, así como uso de recursos materiales, criterios y formas de evaluación.

þ     Recursos materiales: Publicaciones, material audiovisual, gráfico, interactivo.

 

TÉCNICAS PARTICIPATIVAS EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

  • Técnicas de observación participante.
  • Técnicas de enfoques previos.
  •  Diálogos y entrevistas semiestructurados.
  •  Talleres participativos para elaborar planes de acción.
  •  Elaboración participativa de mapas.

 

INSTRUMENTOS DE TRABAJO

 

ü         Simulaciones o juegos de roles.

ü         Juegos ambientales.

ü         Teatro foros.

ü        Cine foros.

ü         Técnica DOFA (O FODA) modificada.

 

TÉCNICAS PARTICIPATIVAS EN LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

  • Guía para entrevistas semiestructuradas.
  •  Formato para talleres participativos.
  •  Formato para el DOFA o FODA modificado.
  •  Ficha síntesis para entrevistas.
  •  Formatos para programa en radio y tv.

 

ACTIVIDADES PRÁCTICAS EN EL AULA

 

La aplicación práctica de la Educación Ambiental en el aula se puede realizar utilizando actividades procedimentales como las siguientes:

 

Actividades de Motivación: Para interesar a los estudiantes puede aprovecharse un acontecimiento, una conversación, un conflicto, salidas o visitas fuera del centro escolar, comentario de noticias de prensa o de cualquier acontecimiento, análisis de problemas detectados en el entorno, elección de un aspecto para estudiar a partir de ciertas sugerencias.

 

Actividades de Recogida de Información: Conviene poner en común lo que se sabe sobre el tema, observar objetos y lugares (ver, oler, oir, tocar, gustar), observar formas y tamaños o cambios, recopilar materiales, realizar juegos de exploración y orientación en el espacio, formular preguntas sobre lo que se desea saber, elaborar cuestionarios, hacer entrevistas, encuestas, mediciones, recuentos, comparaciones, elaborar croquis y esquemas de la realidad, observar los cambios ocasionados por el paso del tiempo, llevar a cabo experimentos, recoger información audiovisual y bibliográfica en diversos lugares (bibliotecas, centros de documentación, empresas, instituciones…), leer e interpretar mapas.

 

Actividades de Ordenamiento: En este caso, resulta necesario saber ordenar objetos y cantidades de mayor a menor y de menor a mayor, comparar hallando semejanzas y diferencias, buscar relaciones entre elementos, dibujar, describir objetos de la realidad, reconstruir esquemáticamente procesos mediante una sucesión de viñetas, elaborar gráficos diversos, narrar secuencias en forma ordenada, describir lugares, construir maquetas de sitios conocidos (con o sin escala determinada) o fantásticos, organizar colecciones, clasificar diversos  elementos (datos, objetos…), dramatizar situaciones observadas, realizar cálculos estadísticos.

 

Actividades de Cuestionamiento de lo Observado: Manifestar las propias opiniones, debatir, contrastar datos contradictorios, identificar causas y consecuencias, formular conjeturas, plantearse nuevas interrogantes, comparar los datos actuales con los correspondientes a otros lugares o momentos históricos, formular cuestionamientos argumentados válidamente.

 

Actividades de Elaboración de Conclusiones y de Comunicación: Construir fases o esquemas relacionados con las cuestiones tratadas, dramatizar, contar, dibujar, hacer murales, maquetas, audiovisuales, periódicos, narraciones, poemas u otros textos individuales o colectivos.

 

Actividades sobre el Medio: Decidir con toda la clase las  estrategias individuales o colectivas más adecuadas ante un problema, decidir a quien o a quienes se van a comunicar los resultados de las experiencias realizadas, diseñar planes de actuación concreta o de reparto de tareas, elaborar cuestionarios de evaluación, participar en campañas institucionales u organizadas por grupos  no gubernamentales.

 

TÉCNICAS E INSTRUMENTOS PARA LA EVALUACIÓN DE LOS TEMAS TRANSVERSALES

 

Técnicas

Instrumentos

Observación y registros documentales. (texto, magnetófono, fotos, videos…)

Guía de observación

Diálogos y debates

Cuestionarios de auto-observación

Elaboración y desarrollo de proyectos

Cuestionarios de coevaluación

Entrevistas

Encuestas

Dilemas morales

Guía de trabajo con casos realeso imaginarios

Resolución de problemas

Guía de problemas

Registro anecdótico

Listas de cotejo

Clarificación de valores

Escalas conceptuales

Simulaciones y dramatizaciones

Escalas estimativas

Asambleas de clase

Cuestionarios de autoevaluacióny heteroevaluación

Dramatizaciones

Escala de valoración descriptiva

Creación de cuentos

Escala de valoración descriptiva

Estudio de Casos

Guía con casos reales o imaginarios

 

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS TEMAS TRANSVERSALES

 

Mencionaremos algunas características que nos parecen importantes, sobre todo porque nos ayudan a reflexionar acerca de nuestro trabajo diario.

 

Los temas transversales nos posibilitan:

 

  • La reflexión y la discusión colectiva a nivel de docentes y estudiantes sobre temas de la vida diaria, pudiendo esta reflexión extenderse e interesar a los padres de familia y al resto del personal del centro educativo.
  • Un proceso de enseñanza y aprendizaje lento, pero consistente, en los profesores y estudiantes, quienes interactúan entre sí y sobre los contenidos trabajados, contribuyendo al desarrollo de una conciencia colectiva en torno a problemáticas y soluciones específicas que afectan a una comunidad determinada.
  • Ejercitar una educación cotidiana en valores a través del desarrollo de actitudes posibles de evaluar cualitativa y cuantitativamente.

 

Además, debemos tener en cuenta:

 

Ä    Usar la misma metodología activa y participativa con que trabajamos en las áreas.

Ä    Determinar los criterios y las formas de evaluación que usaremos para medir cualitativa y  cuantitativamente lo trabajado en el tema transversal.

Ä    Cuidar permanentemente como profesores, la metodología, las estrategias y las actitudes para ser coherentes con los valores que planteamos al trabajar los temas transversales, evitando caer en el currículo oculto.

Ä    Organizar el aula y la escuela de manera que respondan, con la práctica diaria de los alumnos y alumnas, a los valores propuestos en los temas transversales.

Ä    Considerar que atraviesan todas las áreas, por lo tanto son transdisciplinares.

 

REQUISITOS A CONSIDERAR AL TRABAJAR LOS TEMAS TRANSVERSALES

 

Los temas transversales demandan que:

 

ü      Conozcamos como profesores de aula las principales características de nuestros alumnos.

ü      Reconozcamos la problemática principal de nuestra escuela a priorizar en un determinado  período o etapa.

ü      Establezcamos con claridad el nivel de relación que tenemos con la comunidad y nuestra  posible influencia en ella.

ü      Revisemos el trabajo de las áreas desde una perspectiva transversal, avanzando en   desarrollar los conocimientos desde un enfoque globalizador.

ü      Respondamos a tres cuestionamientos básicos: a. ¿Para qué enseñar este tema transversal?, b. ¿Qué enseñar de él?

 

 

 

FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN AMBIENTAL

 

¿Por que capacitar ambientalmente?

 

ü      Para lo que ya es posible hacer

ü       Para promover cambios y construir alternativas

ü       Para elaborar planes y estrategias

ü       Para la acción individual y colectiva

 

FORMAS DE ABORDAJE PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            Existen diversas maneras para aproximarse a la inserción de la educación ambiental en procesos formativos, una de ellas es considerar el ambiente como eje transversal de las actividades, trabajar con métodos de infusión o de enseñanza aplicada, definir y organizar equipamientos, ambientalizar los lugares, orientarse a la interpretación ambiental y emplear sus centros o procedimientos, etc. A continuación se hará referencia a algunas de estas opciones.

 

EL AMBIENTE COMO EJE TRANSVERSAL DE LA EDUCACIÓN

 

Para realizar este enfoque de trabajo, es necesario considerar varios elementos: la comprensión integral y dinámica del ambiente, el empleo de procedimientos para conocer y comprender las situaciones ambientales, y el uso de metodologías de participación. Cada uno de ellos incluye temas que deben ser desarrollados en las realidades específicas de cada localidad.

 

COMPRENSIÓN DE LA DINÁMICA DEL AMBIENTE

 

Para la comprensión dinámica del ambiente se debe analizar:

 

ü      Visión sistémica de la interacción sociedad-naturaleza.

ü      Cambios ambientales en el tiempo y en el espacio.

ü      Complejidad de las situaciones ambientales.

ü      Flujos de energía.

ü      Ser humano: modifica las condiciones ambientales.

 

PROCEDIMIENTOS PARA ACTUAR EN EL AMBIENTE: CONOCERLO Y DEFENDERLO

 

¯     Trabajo interdisciplinario para conocer y comprender.

¯     Búsqueda de información.

¯     Procesamiento de la información y comunicación.

¯     Previsión de acciones que degradan o deterioran el ambiente.

Participación para solucionar problemas ambientales.

 

METODOLOGÍAS PARA LA PARTICIPACIÓN

 

Ä    Técnicas de resolución de problemas ambientales.

Ä    Valoración de la biosfera: aspectos éticos y culturales.

Ä    Actuación ambiental en la vida cotidiana.

MÉTODOS DE INCORPORACIÓN

 

            Entre los diversos métodos que pueden emplearse para incorporar la temática ambiental en las actividades de la población, destaca el método de aplicación, en el cual se busca analizar un problema, sus causas y consecuencias, y buscar soluciones a partir de opciones creativas diseñadas por la misma comunidad. Tiene enfoque interdisciplinario y propone realizar trabajo planificado y en equipo.

 

Otros métodos de trabajo se refieren fundamentalmente a la realización de campañas, la creación de grupos de voluntarios y la realización de estudios.

 

TRABAJO CON EQUIPAMIENTOS PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            Se consideran equipamientos para la educación ambiental los conjuntos de recursos organizados, de carácter físico, conceptual o metodológico que apoyan los procesos formativos ambientales, tales como:

 

Ä      Espacios físicos: Aulas, talleres, laboratorios, museos, centros para realizar actividades  pedagógicas

Ä      Escenarios pedagógicos organizados: Itinerarios, paisajes, espacios locales, y otros.

Ä      Proyectos pedagógicos: Realización de proyectos a partir de marcos teóricos, principios pedagógicos, con definición de objetivos y estrategias, métodos y técnicas, así como uso de recursos materiales, criterios y formas de evaluación.

Ä      Recursos materiales: Publicaciones, material audiovisual, gráfico, interactivo.

 

IDEAS PARA AMBIENTALIZAR LOS LUGARES COMUNITARIOS

 

þ    Realizar una gestión ambientalmente racional de los recursos que se usan en el lugar

þ    Hacer más habitable el lugar

þ    Sensibilizar a la comunidad

þ    Promover la participación

þ    Modificar actitudes y comportamientos de las personas.

þ    Usar el lugar como recurso educativo sobre el que se actúa e interviene

þ    Desarrollar un proyecto global que integre todas las áreas del conocimiento.

 

LA INTERPRETACIÓN AMBIENTAL

 

            La interpretación ambiental es una actividad educativa ambiental que examina y revela de manera atractiva, las características de un área y sus relaciones biofísicas y culturales, a través de experiencias directas que generen en las personas disfrute, sensibilidad, conocimiento y compromiso con los valores interpretados.

 

            Es un instrumento que facilita la gestión de sitios con potenciales atractivos para ser visitados (espacios naturales protegidos, lugares arqueológicos, etc.) con el fin de conseguir apoyo del público en tareas de conservación. Busca comunicar los valores del patrimonio natural y cultural, prevenir los efectos negativos, aportar a los procesos de conservación que se estén desarrollando en el área.

 

            Los y las intérpretes o dinamizadores ambientales son personas (de diversas edades, y variada condición social y educativa) que se especializan en realizar una “lectura” entretenida y crítica de las realidades que se observan en un área natural y social. Estos intérpretes deben realizar reflexiones interesantes sobre la dinámica ecosistémica, social y cultural de un lugar o territorio, y expresarlas a través de mecanismos varios de comunicación, para que las personas visitantes comprendan de manera global estos procesos.

 

            Además deben actuar como agentes de transformación de los aspectos que estén afectando de manera negativa a los ecosistemas y a las poblaciones que habitan el lugar. Apoyan la potenciación del desarrollo de las calidades ecosistémicas y culturales del lugar, generalmente pertenecen a la comunidad local. Su labor es acompañar y apoyar el manejo de visitas o grupos, manejando técnicas de interpretación y dinámicas grupales.

 

CENTROS Y SENDEROS DE INTERPRETACIÓN, AULAS DE NATURALEZA

 

            Se trata de espacios o rutas que facilitan el conocimiento de la naturaleza y de las relaciones sociedad naturaleza en una localidad o región determinadas. Sus principales temas de trabajo son:

 

ü      La naturaleza: los ecosistemas, las especies, los hábitats.

ü      La situación ambiental: los recursos naturales, sus usos, los problemas ambientales y las potencialidades.

ü      La interpretación: a través del contacto con la realidad y de análisis críticos de las situaciones observadas.

ü      La creación de estos centros o senderos, o el uso de los ya existentes, es un importante apoyo para los procesos de educación ambiental, que complementa de manera importante las posibilidades formativas.

 

INVESTIGACIÓN PARTICIPATIVA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            La Educación Ambiental debe incluir procesos de investigación participativa, de diversa profundidad y nivel, acordes con los objetivos de las acciones educativas. A su vez, la investigación participativa sobre temas ambientales debe convertirse en un medio educativo.

 

            El proceso de estudio sobre situaciones ambientales complejas deriva en situaciones formativas que pueden ser aprovechadas positivamente. Lo fundamental es tener presente que la Educación Ambiental no trata únicamente de la reproducción de conocimientos pre existentes, adecuados o resumidos, sino además que sean comprendidos por grandes grupos sociales, manifiestos mediante acciones responsables y amigables con el ambiente y debe incluir además la investigación y creación de nuevos conocimientos.

 

            Acorde con las características de la Educación Ambiental, la investigación debe ser participativa y producir resultados concretos para el mejoramiento de las condiciones ambientales y de la calidad de la vida de la población. Además, esta investigación propone procesos de acercamiento a las realidades en los cuales todos y todas podemos y debemos aportar.

 

 

FORMACIÓN AMBIENTAL PARA LA ACCIÓN: TODOS Y TODAS PUEDEN Y DEBEN APORTAR

 

            La formación ambiental es fundamentalmente para la acción, y se orienta a lograr cada vez más la participación de todos los grupos sociales en los procesos de Gestión Ambiental y de Desarrollo Biosostenible.

 

            Las organizaciones comunales, los centros culturales, deportivos y recreativos, los clubes juveniles y de adultos mayores, pueden ser ejes formativos que respalden las acciones de mejoramiento ambiental. Los grupos religiosos, las iglesias, las fuerzas armadas y otros sectores organizados representan valiosos potenciales para llegar a la población, con mensajes y propuestas educativas hacia la Gestión Ambiental.

 

            El reconocimiento de la identidad local, de sus valores, de las potencialidades que existen en

sus pobladores, en sus recursos naturales y culturales, es parte de la alternativa real para construir una sociedad sostenible, en la cual exista una clara comprensión sobre las relaciones entre lo social y lo natural, y sobre la necesidad de preservar la vida en el planeta. Por ello, la formación para la acción ambiental a nivel local no se sustenta solamente en los libros, sino en la vida real, en las experiencias y saberes, en la lógica natural y en la sensibilidad de los pueblos así como en su indelegable amor por la vida y por la vida de sus descendientes.

 

TÉCNICAS DE OBSERVACIÓN DEL PARTICIPANTE  DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

 

            El objetivo de esta técnica en la Educación Ambiental es reunir información tanto cualitativa como cuantitativa sobre las características naturales y sociales en un lugar y momento determinado, y sobre la problemática ambiental general, a través de documentos e informes que diversas instituciones o personas tienen sobre un el tema en estudio, y a través de la observación de procesos en marcha en una localidad, región o grupo.

 

            Esta técnica implica una intensa interacción entre los educadores (as) y los grupos de personas y lugares objeto del estudio, en el ámbito de la actividad que se desea analizar con fines de educación ambiental. Los aspectos a considerar en esta técnica son:

 

Ä      Selección de lugares y ocasiones para la observación

Ä      Estrategia para la participación activa

Ä      Notas ordenadas de los hechos observados: Guía para las notas.

 

TÉCNICA DE DIAGNÓSTICOS PREVIOS

 

Incluye el estudio de informes, la consecución de documentación y su ordenamiento.

 

EN LOS CAMPOS SOCIAL, ECONÓMICO Y CULTURAL

 

Los diagnósticos previos requieren analizar varios temas reconocidos como determinantes en los campos social, económico y cultural:

 

þ     Características socio económicas y culturales de las comunidades.

þ     Proceso de migración y mestizaje.

þ     Relaciones de género en las comunidades (historia y evolución).

þ     Relaciones de las comunidades con ONGs de las zona (proyectos, características).

 

Los siguientes, son algunos subtemas que pueden ser incluidos:

 

  • Población total de cada comunidad desagregada por sexo.
  • Jerarquías de género en el mundo rural.
  • Leyendas y mitos principales en las comunidades seleccionadas.
  • Servicios básicos y personal que labora en ellos (salud, educación, etc).

 

EN EL CAMPO AMBIENTAL

 

Algunos de los temas a considerar, pueden ser:

 

þ     Características naturales de las zonas donde habita la comunidad estudiantil.

þ     Mapas de las zonas de estudio.

þ     Principales elementos de la Biodiversidad de las zonas.

þ     Manejo de los recursos naturales.

þ     Principales problemas ambientales y de conservación de la biodiversidad.

 

Los siguientes, son algunos subtemas que se pueden incluir:

 

ü      Altitud que presenta cada comunidad (msnm).

ü      Superficie de cada una de ellas.

ü      Características climáticas.

ü      Tipos de suelo y uso de los mismos.

ü      Cuenca hidrográfica a la que pertenece cada comunidad.

ü      Ecosistemas representativos.

ü      Especies representativas de flora y vegetación.

ü      Especies representativas de fauna.

ü      Forma como los pobladores manejan los recursos y el entorno donde viven (métodos, técnicas, infraestructura, etc.).

ü      Vías de uso de los recursos para asegurar su sobrevivencia.

ü      Principales ventajas y amenazas sobre la biodiversidad en las zonas de estudio.

 

VENTAJAS Y DIFICULTADES DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL COMO TEMA TRANSVERSAL

 

            El tratamiento de la Educación Ambiental como tema transversal requiere que  podamos identificar cuáles son las ventajas con las que contamos y las dificultades que  debemos enfrentar, las cuales pueden variar dependiendo de nuestra realidad educativa.  A continuación te presentamos un listado de ventajas y dificultades que hemos dentificado desde nuestra experiencia:

 

Ventajas

 

þ     Creemos que la Educación Ambiental como tema transversal:

þ     Se vincula directamente con la mejora de la calidad de vida.

þ     Fomenta el trabajo de la educación en valores, que propicia un cambio de actitud sobre la problemática que intentamos cambiar.

þ     Responde a las exigencias reales de los problemas ambientales, a escala local, nacional y mundial.

þ     Propicia el análisis y la reflexión de los contenidos que se trabajan, fomentando la participación democrática.

þ     Vincula nuestras acciones al entorno más cercano de nuestros alumnos y alumnas, debido a que el ambiente se convertirá en objeto de estudio.

þ     Involucra a todas las áreas del conocimiento en la solución de problemas ambientales y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, de tal manera que colabora con la mejora de las condiciones de competitividad.

þ     Posibilita el desarrollo de los contenidos con un enfoque globalizador.

þ     Desarrolla la dimensión moral y ética de nuestros alumnos y alumnos.

þ     Combate el egocentrismo del ser humano, propiciando el respeto a todo ser vivo, porque nos damos cuenta que no estamos solos en el planeta.

þ     Nos obliga a asumir una postura ideológica para participar de forma activa a favor del ambiente y del desarrollo sostenible.

 

Dificultades

 

ü      Si no se conocen las características de la comunidad en la que el centro educativo está inmerso, es difícil vincular el trabajo ambiental con dicha realidad.

ü      Se requiere dedicar tiempo para planificar y programar la educación ambiental dentro del proyecto educativo y la programación curricular.

ü      Los planteamientos sobre el tema transversal pueden limitarse a la elaboración de capacidades o actitudes que se quieren desarrollar, pero puede no concretarse en el plan del centro educativo ni en el trabajo de aula.

ü      Se produce confusión al tratar de “insertar” contenidos de la Educación Ambiental como tema transversal en la programación ya definida de las áreas de aprendizaje.

ü      Todavía existe una concepción marcada sobre las “disciplinas” de forma independiente.

ü      En el contexto educativo, se presenta como la separación o fragmentación de la realidad a través de los “cursos” o “áreas”.

ü      En muchos casos, la Educación Ambiental se relaciona sólo con las áreas de Ciencias Naturales o Geografía.

ü      Los docentes de un mismo centro pueden manejar diferentes enfoques sobre la Educación  Ambiental y generar confusión al trabajar el tema ambiental.

ü      No todos los docentes y personal del centro se involucran con el tema ambiental.

ü      Si el maestro desde su aula no genera los niveles de organización necesarios para trabajar el tema ambiental, no habrían oportunidades de aplicar lo aprendido por los alumnos. Por ejemplo, si se trabajara el tema del uso sostenible del agua el profesor puede crear espacios de participación para que los alumnos propongan alternativas como avisar cuando algún caño esté goteando, cuidar entre ellos que no se juegue desperdiciando el agua, elaborar afiches para los baños del centro donde se promueva el ahorro del agua, etc.

ü      Si no se definen con claridad los resultados que se desean alcanzar, éstos pueden llevar a desalentar al profesor.

ü      La aplicación de lo aprendido puede encontrar limitaciones en el caso que no haya una propuesta de educación ambiental desde los diversos ámbitos del colegio.

 

OTRAS DIFICULTADES PARA LA TRANSVERSALIDAD

 

La fuerte inercia de las instituciones educativas para cambiar formas de comportamiento y escalas de valores:  La escuela es un reflejo de la sociedad y culturalmente, en su currículum oculto se plasman situaciones o acciones que son una concreción de las actitudes sociales más dominantes. Esto será muy difícil de erradicar si no se consigue la participación de otros grupos influenciadores en la acción educativa tales como: padres, asociaciones ciudadanas, instituciones municipales, etc.

 

La incorporación al currículo de las materias transversales, dentro de la organización existente por asignaturas:  Esas materias transversales, supondrían conocer en qué momentos de las áreas se pueden desarrollar ciertos contenidos, además de que significaría elaborar un proyecto curricular  basado en el desarrollo de unidades didácticas de interés para dichas materias, contemplando los contenidos de todas las áreas.

 

La necesidad de concretar los contenidos de las materias transversales: La propuesta de un currículum que integre materias de transversalidad, no significa que éstas deban ser contempladas como clases específicas, sino que se trata de presentar unos contenidos, actitudes, procedimientos, etc.; que deben conocer los alumnos y alumnas a lo  largo de su educación formal.

 

La necesaria formación del profesorado en estos temas: Para poder llevar a cabo la transversalidad educativa, es necesario que los maestros tengan unas representaciones adecuadas acerca de la problemática ambiental, y que les permita plantearse actividades didácticas con el enfoque necesario  para que los estudiantes puedan  realizar su propio aprendizaje y traducir en comportamientos lo que van aprendiendo.

 

La escasa tradición de trabajo en equipo, principalmente con padres y otras instituciones:  El maestro siempre quiere ser protagonista, por ello, es difícil que acepte el compartir con otros grupos de influencia los problemas referentes a la educación que se encuentra dentro de la transversalidad. Periódicamente actores del sector sanitario, ambientales, etc.; que desean trabajar con el profesorado en su tarea educativa; sin embargo, no encuentran el apoyo necesario para ello.

 

El problema de la evaluación: Dentro de la transversalidad se evalúan más que nada actitudes, lo que obliga al profesorado a un cambio en su metodología didáctica, realizando actividades de aprendizaje que le ofrezcan variables para poder realizar su cometido evaluador.

 

IDEAS PARA LA ACCIÓN

 

            El proceso educativo debe darse en el marco de un enfoque sistémico del estudio de las diversas realidades. Ya que nada se encuentra en forma estática y aislada ni en la naturaleza ni en la sociedad, todo elemento que se tome como objeto de estudio, observación o análisis, estará inmerso en una red de interrelaciones, por lo cual es necesario verlo, estudiarlo y estudiarlo como parte de un sistema, considerando prioritariamente las relaciones presentes en un momento y lugar determinados.

 

            Se debe enfatizar y estimular el autoaprendizaje, puesto que el conocimiento como producto intelectual personal no es transferible. Cada persona debe construir sus propios saberes y entrenarse en formas autónomas de estudio y de investigación. Se precisa mostrar la relación entre teoría-práctica y viceversa. Se trata de una acción complementaria a la anterior y constituye el punto de partida para alcanzar una mejor comprensión de los fenómenos y hechos ambientales, por lo tanto, cuanto más frecuente sea su uso, más útil y productivo será su efecto.

 

            Se requiere cultivar y estimular la flexibilidad exploratoria. Esto es sumamente importante, pues el aprendizaje, al ser un proceso continuo permite la constante renovación, actualización y perfeccionamiento del conocimiento. Con estas premisas, se propone combinar cuatro elementos de acción formativa:

 

  1. Información teórica.
  2. Talleres dinámicos y participativos de trabajo en grupo.
  3. Salidas a terreno o de campo.
  4. Actividades concretas de recuperación ambiental.

 

                Estos cuatro elementos deben estar ligados entre sí por un hilo conductor que articule los temas y permita que los resultados de una de las acciones apoyen y fortalezcan los resultados de las restantes.

 

            El proceso educativo debe darse en el marco de un enfoque sistémico del estudio de las diversas realidades. Ya que nada se encuentra en forma estática y aislada ni en la naturaleza ni en la sociedad, todo elemento que se tome como objeto de estudio, observación o análisis, estará inmerso en una red de interrelaciones, por lo cual es necesario verlo, estudiarlo y estudiarlo como parte de un sistema, considerando prioritariamente las relaciones presentes en un momento y lugar determinados.

 

  • Identifiquemos en nuestro colegio, barrio, comunidad o localidad tipos de información ambiental que le son útiles y/o necesarios para realizar sus actividades cotidianas o para estar informado sobre una acción específica que se desarrolla allí.
  • Analiza periódicamente las páginas Web de las instituciones que poseen información ambiental y verifica el cumplimiento de la Ley Orgánica del Ambiente.
  • Realiza una lista de instituciones en las cuales puedes encontrar información necesaria para tus actividades  personales o laborales.
  • Identifica un caso de problemática ambiental (derrame de crudo, una licencia ambiental, intoxicación por agua contaminada, etc.).  Analiza la forma cómo se resolvió el caso,  si hubo presión social por acceder a la información, y cómo ese acceso facilitó o frenó la participación de la ciudadanía.
  • ¿Qué hace falta desde el punto de vista de las políticas y las normas en mi escuela o liceo?
  • Valore la participación de tiene la comunidad escolar en proyectos de desarrollo.

 

IDEAS PARA AMBIENTALIZAR NUESTRA ESCUELA

 

  • Realizar una gestión ambientalmente racional de los recursos que se usan en la escuela.
  •  Hacer más habitable la escuela.
  •  Sensibilizar a la comunidad educativa.
  •  Promover la participación.
  • Modificar actitudes y comportamientos de las personas.
  •  Usar el lugar como recurso educativo sobre el que se actúa e interviene.
  •  Desarrollar un proyecto global que integre todas las áreas del conocimiento.

 

EJEMPLO DE TRANSVERSALIDAD

 

GENERALIDADES

 

            ASIGNATURA: Ciencia, Salud y Ambiente.

            AÑO: Bachillerato.

            CONTENIDO: Calor, temperatura y energía interna.

 

            TEMAS TRANSVERSALES: Educación Ambiental.

 

OBJETIVOS:

 

þ      Comprender los conceptos, fenomenología y forma de  medición del calor y de la temperatura, así como su aplicación en la naturaleza y en la vida cotidiana.

 

þ      Elaborar, respetar y defender normas de convivencia justas que regulen la vida colectiva.

 

þ      Conocer el funcionamiento del ambiente como un sistema complejo de interacciones que tiende a asegurar un equilibrio entre los seres vivos y el medio.

 

þ      Reconocer cómo el incremento de la población contribuye a que aumente el calor y la temperatura en la tierra.

 

ACTIVIDADES

 

  Aplicar la técnica: “Clarificación de valores” y discutir con los estudiantes sobre:

 

  •     El deterioro ambiental y sus efectos en la vida del ser  humano.

 

  •    Situaciones de la vida cotidiana en la que se produzca transformación de energía en calor.

 

  •   Medidas que pueden adoptarse para equilibrar el calor en la tierra.

 

  •   La influencia del incremento de la población en el ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMPETENCIAS

CONTENIDOS

CONCEPTUALES

PROCEDIMENTALES

ACTITUDINALES

þ          Aritmética

 

þ          Conocimiento de los números y la numeración

þ          Noción de Fracción.

 

þ          Comparación de fracciones.

 

þ          Expresión decimal.

þ          Observa situaciones   de su entorno físico e identifica el concepto de número fraccionario y decimal.

 

þ          Compara y diferencia   un número fraccionario   de un número natural.

 

þ          Representa números fraccionario usando materiales reusables de   su entorno.

 

þ          Utiliza gráficos para representar una fracción.

 

þ          Identifica en su entorno el uso de fracciones en  situaciones diversas como: repartir  equitativamente, distribuir con orden, usar  adecuadamente  diversos espacios, etc.

 

þ          Reconoce y halla fracciones equivalentes     a una fracción dada, utilizando material  concreto.

þ          Muestra confianza en su propia capacidad

þ          para resolver  matemáticamente situaciones problema relacionadas al uso de los recursos.

 

þ          Valora y reconoce la importancia del  sistema de numeración decimal para resolver  situaciones concretas de la vida diaria.

 

þ          Practica los hábitos de orden y limpieza al manipular el material concreto así como el

þ          material gráfico.

 

þ          Evidencia una actitud positiva y propositiva frente a  situaciones problemas de su entorno.

 

 

 

COMPETENCIAS

CONTENIDOS

CONCEPTUALES

PROCEDIMENTALES

ACTITUDINALES

  • Aritmética

 

  • Conocimiento de las  operaciones con números naturales,  ecimales y  fracciones
    • Adición y  sustracción de fracciones.
    • Identifica las técnicas operativas de la adición y sustracción de fracciones.

 

  • Hace estimaciones numéricas sobre el ambiente usando los números fraccionarios.

 

  • Contrasta los resultados de su cálculo mental con la realidad, considerando los recursos que se utilizan en el aula.

 

  • Expresa situaciones de la vida diaria relacionadas con la adición y la sustracción.

 

  • Resuelve problemas de adición y sustracción de números fraccionarios y decimales con actividades que se desarrollan en su entorno y que sean reflejo de su realidad.
  • Muestra confianza en su propia capacidad para resolver  matemáticamente situaciones problema relacionadas al uso de los recursos.

 

  • Valora y reconoce la importancia del  sistema de numeración decimal para resolver  situaciones concretas de la vida diaria.

 

  • Practica los hábitos de orden y limpieza al manipular el material  concreto así como el material gráfico.

 

  • Evidencia una actitud positiva y propositiva frente a  situaciones  problemas de su entorno.

 

 

 

 

 

COMPETENCIAS

CONTENIDOS

CONCEPTUALES

PROCEDIMENTALES

ACTITUDINALES

þ     Lenguaje y Comunicación

þ     Comunicación Oral

 

þ     Expresión de ideas, opiniones, sentimientos.

 

þ     Descripción de objetos.

 

þ     Narraciones de anécdotas.

þ     Expresa libre y espontáneamente sus ideas, opiniones, sentimientos sobre el    tema del cuidado, uso          y desperdicio del agua.

 

þ     Describe objetos de       su entorno inmediato.

 

þ     Narra anécdotas y noticias  relacionadas     con  el tema del agua.

þ     Expresa con espontaneidad  sus opiniones y sentimientos sobre el  uso racional del agua.

 

þ     Respeta los aportes de los  demás y escucha con interés y tolerancia.

 

þ     Disfruta creando, expresándose y escuchando a los otros.

þ     Lenguaje y Comunicación

þ     Comunicación Escrita (Lectura)

 

þ     Textos informativos (Agua Potable)

 

þ     Textos sobre el uso racional del agua y la contaminación   del agua.

 

þ     Textos en verso y en prosa.

þ     Lee noticias, artículos, textos científicos y elabora resúmenes o mapas conceptuales.

 

þ     Identifica ideas principales y resalta la información sobre el uso racional de agua    y su contaminación.

 

þ     Lee textos en prosa y     en verso y los clasifica.

þ     Se interesa por leer textos diversos acerca  del tema ambiental.

 

þ     Muestra interés por compartir el resultado de su análisis de textos.

 

 

 

COMPETENCIAS

CONTENIDOS

CONCEPTUALES

PROCEDIMENTALES

ACTITUDINALES

ü     Lógica matemática

ü     ADICIÓN – SUSTRACCIÓN - MULTIPLICACIÓN Y DIVISIÓN

 

ü     Operaciones combinadas

ü     Problemas

 

ü     ESTADÍSTICA

 

ü     Gráficos de barras

ü     Pictogramas

ü     Tablas de datos

ü     Interpretación de gráficos.

ü     Operaciones Combinadas

 

ü     Unidades de Capacidad y Volumen: Relación entre ellas.

 

ü     Operaciones con decimales

ü     Aplica correctamente   la técnica usual de la adición, sustracción, multiplicación y división de los Números Naturales.

 

ü     Resuelve operaciones combinadas.

 

ü     Resuelve situaciones problemáticas sobre el uso del agua potable y elige entre varias respuestas la que es correcta.

 

ü     Organiza información sobre la contaminación del agua, hace 

ü     inferencias  y obtiene conclusiones.

 

ü     Aplica el razonamiento lógico para resolver diversas situaciones matemáticas.

 

ü     Resuelve operaciones combinadas utilizando sumas, restas,  multiplicaciones y divisiones.

 

ü     Relaciona unidades de capacidad con unidades de volumen.

 

ü     Elabora gráficos sencillos a partir de información obtenida a través de encuestas.

ü     Presenta sus trabajos en forma limpia y ordenada.

 

ü     Es conciente de la necesidad de cuidar y valorar el agua como un recurso de su entorno.

 

ü     Confía en sus propias capacidades para tomar una postura favorable a su entorno.

 

ü     Muestra interés en la utilización de las matemáticas para la resolución de problemas

 

ü     O situaciones prácticas referidos al uso racional    del agua.

 

ü     Cuida el material común y se muestra responsable en el cuidado del material del aula.

TÉCNICA DOFA (O FODA) MODIFICADA

 

            Esta técnica, ampliamente difundida, plantea el análisis situacional a través de dos dimensiones, una interna y otra externa. En la interna, se estudian las fortalezas y debilidades que tiene la situación o grupo dados, y en la externa, se analizan las amenazas que provienen del entorno, así como las oportunidades que ofrece.

 

            Para el caso del estudio de situaciones ambientales, se recomienda aplicar esta técnica pero en su versión modificada, en la cual se le agregan a los elementos diagnósticos algunas alternativas estratégicas. Así, a las fortalezas se les añade la forma de consolidarlas, a las debilidades, la manera de superarlas, a las oportunidades la forma de aprovecharlas y a las amenazas, las vías para contrarrestarlas.

 

SALIDAS DE CAMPO (O SALIDAS A TERRENO)

 

Las salidas de campo cumplen un papel muy importante en la educación ambiental a todos los niveles. Esta técnica requiere la realización de varias etapas:

 

  1. Elegir las posibles zonas geográficas urbanas o rurales, por su interés natural, cultural o social, o su problemática ambiental, y trazar el recorrido, las estaciones o puntos de observación donde se detendrá el grupo, las actividades de socialización que se realizarán allí, los temas de reflexión y análisis, el tiempo real de cada actividad en todo el recorrido, desde la salida del lugar de encuentro hasta la hora de retorno al punto de origen.
  2. Dar información previa al grupo de participantes en el proceso educativo, aportando datos básicos sobre las características de los lugares a visitar, a fin de que cada persona por su parte busque mayores informaciones y llegue motivada a la realización de la salida.
  3. Vincular a los participantes en la fase preparatoria de la salida de campo, de manera que existan funciones determinadas para cada uno de ellos, en cuanto a la parte operativa: alimentos y bebidas que deben llevarse, ropa adecuada, herramientas de trabajo (si es del caso), etc. ; y a la parte académica: detalles sobre aspectos biológicos o sociales que pueden ser ahondados por algunos de los asistentes, etc.

 

Realizar el recorrido siguiendo algunas pautas básicas:

 

ü      Contar con un guía que conozca la región, y con un equipo de trabajo que coopere con los análisis y comentarios, dando explicaciones cuando sea necesario.

ü      Mantener orden y buena conducta en todos los recorridos.

ü      Observar las normas ambientales (adecuado manejo de residuos, ruidos, etc.) y el debido respeto a los lugares y personas.

ü      Motivar permanentemente a los participantes para que observen y anoten los detalles más importantes.

ü      Escuchar atentamente las preguntas e incentivar los debates e intercambio de informaciones de los participantes.

ü      Analizar en detalle los casos críticos que se presente, promoviendo la búsqueda de soluciones en el sitio.

ü      Estimular a los participantes para que pregunten a las personas del lugar los detalles que requieran conocer

TEMAS ESPECIALES

 

            A los ejes conductores del pensamiento en los procesos contemporáneos de Educación Ambiental se han venido incorporando de manera gradual varios temas centrales que precisan atención especial. Varios de ellos se han convertido en aspectos fundamentales, para avanzar hacia una educación verdaderamente integral e integradora. Algunos de estos temas son:

 

þ     La construcción de un pensamiento crítico sobre las relaciones actuales entre la sociedad y la naturaleza, sobre la sociedad de consumo, la globalización, las situaciones locales y regionales, unido a pautas de acción innovadoras

þ     El valor de la diversidad biológica y cultural, su conservación y su potencial de desarrollo.

þ     La interculturalidad, la integración y los nuevos enfoques sociales.

þ     El intercambio y la revalorización de saberes.

þ     La interdisciplinariedad y los saberes ambientales.

þ     La dimensión de género en la gestión ambiental.

þ     El protagonismo creativo de las comunidades indígenas, locales, urbanas y rurales, en la Gestión Ambiental Participativa.

þ     La construcción de nuevos procesos solidarios en la sociedad.

þ     La equidad étnica, de género e intergeneracional.

þ     La ética ambiental y la construcción de nuevos valores ambientales.

þ     La paz, el equilibrio de la sociedad y las alternativas de sobrevivencia de la humanidad y el Planeta.

 

JUEGOS AMBIENTALES

 

            Se pueden realizar numerosos juegos con contenidos ambientales, abiertos a la creatividad de cada grupo social y de cada grupo de edades. Entre ellos, se encuentran todos los juegos derivados de la constatación de nuestros sentidos. Por ejemplo:

 

Ver la naturaleza, ver la ciudad: Explorar detenidamente el campo visual, dividirlo en cuatro partes de 90 grados cada uno, y detallar todos los elementos naturales y sociales que allí se encuentran, diferenciando lo que vemos generalmente y lo que pasa desapercibido. Contrastar con lo que las diversas personas han logrado ver. Establecer lo que resulta grato a la vista, y crea un paisaje bello, y aquello que lo perturba.

 

Escuchar la naturaleza, escuchar la ciudad: Visitar diversos lugares y detallar los sonidos, diferenciándolos como gratos al oído, perturbadores, etc.

 

            Otros juegos ambientales son los que se crean a partir de juegos de mesa ya conocidos por la mayoría de las personas. Por ejemplo, los laberintos, los juegos de monopolio, los juegos de cartas, etc., en los cuales se sustituyen los elementos tradicionales por temas relacionados con la sociedad y la naturaleza, sus interacciones y los problemas y soluciones derivados.

 

 

 

 

 

SIMULACIONES O JUEGO DE ROLES

 

            Esta técnica resulta muy útil para analizar diversas situaciones ambientales y los roles que desempeñan los diversos actores sociales en ellas. Igualmente, es posible analizar alternativas de solución y proponer ideas creativas para abordar la problemática de manera constructiva. El primer paso es definir el tema o problema a abordar, así como los personajes que actúan en el mismo, distribuyendo entre las personas participantes cada uno de los roles y estableciendo un primer acuerdo sobre lo que se va a trabajar y los elementos de los cuales se parte para su análisis. Posteriormente se inicia de manera abierta el trabajo de simulación, dando un plazo para el mismo y llevando un ritmo de intervenciones que sea equilibrado y dinámico.

 

            Las ventajas de esta técnica son, entre otras, que es posible procesar información y expectativas personales y grupales acerca de lo que se comparte en el grupo social sobre el tema (observación interna). Sus objetivos son:

 

Ä    Definir las relaciones y la comunicación entre personas e instituciones (lo que se observa externamente).

Ä    Analizar las relaciones que tienen los participantes, sus percepciones y contradicciones en cuanto al tema.

Ä    Trabajar hacia un consenso final y hacia propuestas concretas.

 

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

 

            Responde al saber hacer por el ambiente. Ello supone, según Delors (1992), que en la práctica pedagógica no sólo debe enfatizarse la información y la observación de los hechos, sino que deben adaptarse estrategias en las cuales el alumno participe en la formulación de los problemas, en la verificación de las hipótesis, en el debate y en el contraste de opiniones para que así construya sus propios criterios de acción y pueda llevarlos a la práctica. Este proceso de interacción conduce al fortalecimiento de la autoconfianza en el grupo y en la comunidad a la que pertenece. Confianza, organización y participación que permiten tener conciencia de los recursos de cada cual y de los del grupo.

 

PROMOCIÓN DE LA SALUD INTEGRAL Y LA CONCIENCIA DE LA SALUD PLANETARIA

 

            Responde al saber convivir con el ambiente que rodea al individuo, lo cual incluye personas, animales, plantas, bosques, sabanas, cuerpos de agua, suelo, nuestro yo interno y externo. La educación debe contribuir para la conformación de una sociedad que se preocupe por los problemas de salud pública y desarrolle una conciencia global del planeta. Por lo tanto, debe procurarse que el alumno conozca, participe y colabore con aquellas  organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que trabajen por la promoción de la salud. Por otra parte, si se toma en cuenta que la salud organizacional (familiar, escolar, laboral, vecinal...) depende de la salud individual, es necesario que el alumno reconozca que cuando las relaciones interpersonales ocurren en un ambiente afectivo, de confianza, respeto, comunicación y de colaboración mutua, se contribuye con la salud social. Del mismo modo, como parte de una vida saludable resulta muy importante comprender que la realidad sexual y el ejercicio de la sexualidad es una actividad plena de realización de la persona y está relacionada con el amor, la ternura, la comunicación, el diálogo, la solidaridad, la belleza, la vida, el respeto, la confianza y la responsabilidad. 

|

Comentarios

Es un articulo muy muy interesante. Particularmente sugiero a todos los maestros, o a quienes hacen docencia en cualquier nivel de educacion deberían leer; y no basra esta accion, sino llevar al aula como  práctica. Crear en los alumnos esa conciencia planetaria. El articulo es genial. ¡Felicitaciones!

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar